Saltar al contenido
Te ofrecemos configuración remota de equipos y envíos gratis en pedidos mayores a $6,400 pesos con marcas participantes.
Te ofrecemos configuración remota de equipos y envíos gratis en pedidos mayores a $6,400 pesos con marcas participantes.
Índice de robo en hogares de México

Índice de robo en hogares de México

Aunque al escuchar robo a casa habitación, el nombre hace referencia al inmueble donde viven una o varias personas, este tipo de atraco es un delito contra la gente que ahí habita, y no contra la propiedad. Tener esto en cuenta nos sensibiliza ante el preocupante crecimiento del índice de robo en los hogares mexicanos, y nos concientiza sobre la importancia de tomar acciones para prevenir ser víctimas de esta triste realidad cotidiana.

De acuerdo con datos emitidos por la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México, tan solo en esa demarcación, entre enero y noviembre del 2018 se registraron 6 mil 924 denuncias por robo domiciliario, de las cuales, el 93% ocurrió sin violencia. Estos datos equivalen a que en la capital del país, cada mes robaron 629 casas; algo así como 21 por día, y casi una por cada hora.

Frente a esta situación, es importante recordar dos cosas:

  • Al ejecutar un robo a casa habitación, los ladrones tienen muy claros sus objetivos; normalmente van tras tu dinero o los objetos de valor que tienes en casa, y buscan hacerse de ellos rápidamente.
  • Cometer robos es altamente riesgoso y los ladrones suelen estar nerviosos. Frente a esta situación, lo mejor es no retrasar el atraco, ya que con ello aumentas el potencial de violencia y daños físicos. Es por esto que normalmente nuestros familiares y seres queridos nos recomiendan entregar las pertenencias sin interponer resistencia, para no arriesgar la vida propia ni la de las demás personas que viven en casa.

Si bien, salvaguardar la vida siempre será la prioridad, lo cierto es que perder los objetos materiales que tanto trabajo y esfuerzo le costaron a la familia no deja de ser triste, frustrante e injusto.

Televisores, electrodomésticos, joyas, obras de arte y automóviles, por mencionar algunos, son además en su mayoría, enseres indispensables para la vida diaria, por lo que además del mal rato que representa vivir un robo doméstico, las consecuencias de quedarte sin tus pertenencias pueden afectar tu trabajo y tus actividades.

Lamentablemente, no existe un método que te asegure al 100% que tú y tu familia nunca serán víctimas del alto índice de robo a casa habitación en territorio mexicano. Sin embargo, hay algunas cosas que puedes hacer para prevenirlo al máximo, dentro de tus posibilidades.

Se dice que más vale prevenir que lamentar… En este tema, la prevención tiene gran relevancia, pues detectar a tiempo movimientos sospechosos en el perímetro de tu casa, así como actividad inusual de visitantes o invasores en tu predio, puede marcar la diferencia entre un robo materializado, y un intento de hurto que puedes denunciar a tiempo.

La mejor forma de obtener estas señales de alerta y ganar tiempo para actuar con oportunidad, es contar con un sistema de videovigilancia, además de contar con protecciones como rejas, cercos y bardas que impidan que los amantes de lo ajeno tengan un acceso fácil a tu propiedad.

Por sí sola, la presencia de las cámaras suele desanimar a quienes están evaluando tu casa como un posible lugar para robar, adicional a la tranquilidad que te brinda tener la posibilidad de ver en tiempo real lo que está ocurriendo en tu vivienda.

Anterior artículo Aplasta los robos hormiga
Posterior artículo Primero roban los negocios sin cámaras