Saltar al contenido
Te ofrecemos configuración remota de equipos y envíos gratis en pedidos mayores a $6,400 pesos con marcas participantes.
Te ofrecemos configuración remota de equipos y envíos gratis en pedidos mayores a $6,400 pesos con marcas participantes.
Paquetes buenos, bonitos y baratos de videovigilancia para tu negocio o casa

Paquetes buenos, bonitos y baratos de videovigilancia para tu negocio o casa

El mundo entero está migrando de lo análogo a lo digital. Quizá el ejemplo más sensible lo vivimos hace un par de años, con el cambio de señal de la televisión abierta. El ámbito de la videovigilancia no es la excepción, y aunque aún no existe la exigencia de renovar los sistemas CCTV de analógico a digital, la demanda de cámaras IP es cada vez mayor.

Sin embargo, ambas tecnologías son funcionales y, de hecho, antes de decidir abandonar el sistema análogo para ir por dispositivos IP, existe una variedad de factores en los que debes pensar. Si bien, la brecha de precios entre los dos es cada vez menor, existen ventajas y desventajas para ambos, así que lo mejor en todo caso es elegir con base en las necesidades específicas de tu organización.

Beneficios de las cámaras analógicas

  • Costo: la razón más obvia para seguir usando un sistema analógico es el precio. Estas cámaras tienden a ser significativamente más baratas, especialmente a medida que aumenta el número de cámaras que necesitas instalar en el circuito.
  • Mayor soporte: dado que las cámaras analógicas han existido durante años y debido a que son bastante simples de instalar, es posible que te resulte más fácil encontrar proveedores e instaladores.
  • Simplicidad: las cámaras analógicas son bastante fáciles de poner en funcionamiento, y son capaces de enviar grabaciones en formato DVR, que luego convierte lo analógico en digital y lo almacena. Los DVR también son fáciles de configurar y ejecutar.
  • La tecnología está mejorando: La tecnología analógica de alta definición (HD) ha aumentado enormemente la calidad de la imagen y la resolución durante los últimos años. Actualmente pueden conseguirse cámaras de cuatro y cinco megapíxeles analógicas HD, lo cual es impresionante.

Desventajas de las cámaras analógicas

  • Velocidad de fotogramas y calidad de imagen: la velocidad de fotogramas de las cámaras analógicas es más baja que la de IP, por lo que no son ideales para áreas que tienen mucho movimiento o que deben verse con gran detalle. Las imágenes no son tan nítidas y pueden aparecer granulosas o borrosas. Tampoco puedes disfrutar de un gran acercamiento digital como con las cámaras IP.
  • Menos cobertura: es posible que se necesiten más cámaras analógicas para cubrir la misma cantidad de área que una cámara IP.
  • Más cables: una cámara analógica necesita un cable de alimentación, más un cable DVR, mientras que solo necesita un cable para cada cámara IP.
  • Sin cifrado: la falta de cifrado hace al circuito vulnerable para que un pirata informático pueda acceder a tu información o reemplazar su señal por una externa.

Beneficios de las cámaras IP

  • Múltiples sensores: las cámaras IP tienen la capacidad de contener tres o cuatro cámaras en una, haciéndolas capaces de cubrir un área que normalmente puede requerir varias cámaras analógicas.
  • Los costos están bajando: gracias al desarrollo y rápida expansión de esta tecnología, ahora es posible adquirir cámaras IP a cambio de cantidades razonables de dinero, disminuyendo la brecha de costo con las cámaras análogas.
  • Facilidad de instalación: mientras que una cámara analógica requiere dos cables para funcionar, un dispositivo IP sólo necesita uno para datos y energía que se conecta a un conmutador de red.
  • Resolución: la resolución de las cámaras es cada vez mejor, además de que, de hecho, las cámaras IP tienen una calidad de imagen superior a la de las analógicas. Puedes obtener cámaras con diferentes resoluciones y relaciones de aspecto personalizadas según tus necesidades.
  • Inteligencia y análisis: las cámaras IP son básicamente pequeñas computadoras que comprimen y almacenan video, además de que se pueden programar para proporcionar todo tipo de análisis. Pueden detectar movimiento o humo, contar personas, rastrear colores, detectar cuando algo desaparece y activar alarmas.

Desventajas de las cámaras IP

  • Costo de la configuración inicial: inicialmente, puede ser más costoso configurar un sistema de cámaras IP; sin embargo, una vez que lo hayas configurado, es mucho más fácil adaptarlo y escalarlo según sea necesario.
  • Almacenamiento: las cámaras IP tienen una resolución más alta, por lo que generan archivos más grandes que los analógicos, haciendo necesario ajustar el espacio de almacenamiento, y requiriendo mayores cantidades de este.
  • Curva de aprendizaje: con las cámaras IP, hay una interfaz de usuario que requiere de un tiempo de familiarización y aprendizaje. Aunque tiene mucho de intuitivo una vez que se pone en marcha, existe también un nivel de tecnicismo que cada usuario debe aprender, lo cual toma tiempo.
Posterior artículo La resolución correcta para tus cámaras de seguridad